9/2/09

years of refusal, morrissey (decca) 2009

Conste que como ya sabéis yo no soy objetivo con Morrissey. Bueno, realmente pocas veces en la música soy objetivo, pero en este caso menos.

Le tenía muchas ganas a Years of Refusal. Porque al contrario que a la mayoria, a mí Ringleader of the tormentors me pareció un buen disco, con canciones tremendas como The youngest was the most loved, You have killed me o I will see you in far-off places (que gana mucho en directo). Ya lo he dicho muchas veces, pero no me canso de repetirlo, creo que sigue poseyendo ese magnetismo de siempre al que me es imposible resistirme.

Y su noveno disco de estudio, que desgranamos a continuación por canciones, viene precedido por la larga gira que ha llevado a cabo, prácticamente no ha dejado de tocar, y en la que ha ido rodando varios de las temas. Toda la fuerza de sus conciertos, se nota más que nunca en sus canciones, más directas, si cabe, que de costumbre.

El álbum da comienzo con Something is squeezing my skull. Para orientárnos y ponernos en órbita. Guitarras furiosas, algo que le oprime el cráneo y los juegos con la voz a los que ya nos tiene acostumbrados. Seguramente uno de los futuros singles. Y clásico instantáneo.

En Mama Lay Softly On The Riverbed nos guía una guitarra circular y una sección de ritmo potente, dejando claro que no se puede encontrar más cómodo con la banda que le acompaña. Black Cloud es el tercer tema y no baja la guardia, con bases rítmicas que no dan descanso. Además, aquí aparece por primera vez la guitarra española y no será la última.

Porque la sorpresa llega con When Last I Spoke To Carol y de nuevo la guitarra española. Jerry Finn (que desgraciadamente falleció después de terminar la producción de este disco) consiguiendo que este tema no caiga en una clase de parodia y ridículo. Gustará mucho a los numerosos fans latinos que tiene.

Y la siguiente, I'm Throwing My Arms Around Paris es el primer single del disco, un medio tiempo muy conseguido, muy agradable. Con una letra de esas que ya le deben salir incluso durmiendo: "I' m throwing my arms around Paris because nobody wants my love, nobody needs my love". Mientras, That's how people grow up y All you need is me son las dos canciones que ya incluyó en el Greatest Hits del año pasado, también producidas por Jerry Finn y que la verdad, en el grueso del álbum toman forma y encuentran su lugar.

También One Day Goodbye Will Be Farewell es otra de las que ha ido tocando en sus conciertos, y se nota. Carne de directo con épicos vientos finales precediendo a It's Not Your Birthday Anymore, que creo que se podría considerar la mejor canción del disco. Un inicio relajado para acabar en una explosión de emoción: "All of the gifts that they gave can't compare in any way to the love I'm now giving to you right here right now on the floor".

You Were Good In Your Time es uno de eso temas que le gustan tanto para poder explayarse a gusto. Sorry doesn't help es Morrissey en estado puro y otro de los singles. Y termina como comienza con I'm Ok by myself. Guitarras furiosas y esa arrongancia que le caracteriza.

Mención aparte merece la portada, como siempre muy cuidada y que en esta ocasión es bastante impactante. (más detalles aquí) Otro disco disfrutable de Steven Patrick, palabra de fan.

10 comentarios:

  1. mola lo fans que eres, así en plural...

    ResponderEliminar
  2. Agh! Es un disco malo, malo. Esos guitarrazos y esos toques rockeros... Y Moz es una parodia de sí mismo que da más pena (y risa) que otra cosa.

    Ni aunque se ponga discos en la pilila puede dar gracia a este esperpento.

    ¡ Quién (me) lo iba a decir!

    ResponderEliminar
  3. me ocurre lo mismo con ese punto rockerísimo del disco, que me echa muy para atrás. aunque cuando reviso críticas como las de pitchfork me pregunto si no estoy siendo demasiado duro, creo que en ningún caso será un disco que yo vaya a recordar.

    ahora, morrissey creo que siempre fue un poco parodia. lo que pasa es que antes le acompañaban las canciones de los smiths, que eran gloria bendita. porque si no, no sé quién le iba a aguantar.

    ResponderEliminar
  4. A mí no me gusta nada de nada, tampoco. Y los singles me dan tanta grima como sus portadas

    ResponderEliminar
  5. Momonje09:24

    Ay, yo que llegue tarde a los Smiths, porque andaba preocupado con los Obús y resulta que ahora Morrissey está haciendo el camino contrario. Así no nos vamos a encontrar nunca.

    Yo a veces también he me puesto discos en la pilila para impresionar a las chicas y a los chicos, pero ni siquiera Laluli se mostró interesada. No sé qué pensará ella ahora que lo hacen sus mitos.

    ResponderEliminar
  6. pues, sinceramente, a mí que se ponga discos en la pilila (o mejor, que no se los ponga) me da bastante gracia al asunto...

    ResponderEliminar
  7. y del disco, que puedo decir?

    que a mi me gusta, que soy fan

    y que no me se acercar a la música de otra manera

    ResponderEliminar
  8. el día que no sepamos acercarnos a un disco como adolescentes y todo lo veamos como críticos musicales creo que estaremos perdidos, javi.

    por suerte, de momento eso no nos ocurre, aunque de vez en cuando juguemos a que sí.

    ResponderEliminar
  9. laluli17:59

    Momon, dijimos que eso de los discos en la pilila no lo íbamos a decir nunca para no tener que acusar de plagio a Steven Patrick. ¿Ahora qué hacemos?

    Es como aquello que pasó en la tienda de campaña de aquel Serie B, que dijiste que no lo ibas a soltar y hace poco lo cascaste en otro blog...

    MORRISSEY pasó dela categoría de mito hace muchos, muchos años, no puedo decir más de él.

    ResponderEliminar
  10. se puede saber qué demonios hacen por aquí estos dos trolls pululando?

    van a acabar sacando a relucir los trapos sucios más secretos del indie, patrio...

    yo de Morri digo que este disco me parece flojo flojo, y que desde el you are the quarry ha bajado hasta los infiernos

    ResponderEliminar