5/12/08

recordando discos: una temporada en el infierno, fangoria (sufterfuge) 1999

cuando terminamos la lista de los mejores discos nacionales de la historia, con hasta 50 discos comentados, desde comentarios nos sugirireron mantener la sección con las reseñas de otros álbumes que no entraron pero que fácilmente merecían haber pertenecido a ella. y a nosotros nos pareció un poco excesivo, ¿más discos aún por recuperar?


pero claro, la resaca de aquella fiesta ya ha pasado y poco a poco se nos han ido olvidando los miedos a meter la pata con algo tan excesivo, la presión de tener que preparar cada texto y los más de dos meses que hemos andado mirando siempre al pasado. y el gusanillo empieza a picarnos y empezamos a plantearnos con qué discos hemos sido más o menos injustos y, cuando nos hemos dado cuenta, ya hemos entrado al capote.


así que, sí, algunos de esos discos que no entraron en la lista y que no nos deberíais perdonar. empezando con fangoria (eso sí, no nos pidáis regularidad):




Alaska y Nacho ya han aparecido en la lista en varias ocasiones, con Pegamoides en dos y con Dinarama con el disco Deseo Carnal. Pero no con Fangoria, (y no será por motivos) la continuación de la historia que empezaron allá por 1990 y que en 2010 (en un santiamén, vamos) cumplira 20 años. Ahí es nada.


Creo que Una temporada en el infierno supuso un punto y seguido en su carrera discográfica. Hasta la fecha, 1999, habían entregado ya númerosas muestras de ingenio y saber hacer: En mi prisión, En la Disneylandia del amor, Sentimental (canción de family bien recuperada), Sálvame...etc. Pero fue con este álbum con el que las cosas se encauzaron y las circunstancias hicieron que Alaska y Nacho nos entregaran otro de los grandes discos a los que nos tenían acostumbrados.


Una temporada en el infierno es todo un tratado del pesimismo, del pasar por momentos en los que uno se cuestiona todo y las conclusiones son cosas que a lo mejor no nos acaban de gustar. Desde Cierra los ojos a Abre los ojos nos encontramos con todos los temas ya recurrentes en Fangoria: el desamor, los reproches personales, la eterna insatisfacción y todas las contradicciones posibles. Me odio cuando miento, Electricistas, No será (esta una de las mejores canciones del duo, creciendo y creciendo con los años), Todo lo que amo debe morir, Voy a perder el miedo, todos ya clásicos y canciones con las que hemos bailado, soñado y nos han acompañado en los momentos más bajos.


Y Carlos Jean, por entonces todavía con los pies en el suelo, supo dotar al sonido de Fangoria de aire, entiéndoles a la perfección y alejándoles definitivamente de ese lado más experimental que practicaron durante la década de los noventa.


Una temporada en el infierno es un disco que por temática, sonido, y sí, siempre, por Aramburu, esta vez más discreto, cediendo el protagonismo a la imagen de Alaska y Nacho (nadadores, a ver si superáis esto, dos menciones en un mismo comentario), se ha convertido en uno de los más pausados y de calado más hondo de todos lo que nos han ido ofreciendo en este tiempo.


Porque cuando se escucha, se te remueve algo por dentro, las piezas se mueven de sitio y otra vez todas las dudas. Siempre las dudas.

9 comentarios:

  1. Me odio cuando miento siempre me ha parecido una de las mejores canciones de Fangoria, reflexiva y evocadora.

    ResponderEliminar
  2. yo también soy de "Me odio cuando miento" no lo puedo evitar...

    sabéis? una vez vi un sofá exactamente igual que ése de la portada y me hice una foto que no sé por dónde anda

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de una letra como:

    Voy a perder el miedo, el miedo a perder.
    Voy a aprender, poco a poco, a ser quien quiero ser.
    Voy a tener la razón, a defender mi opinión,
    si creo que eso es lo que hay que hacer.
    Voy a hacer las cosas bien, tener valor, por fin.

    El mejor manual de autoayuda para encrucijadas vitales que se ha visto nunca en el pop español

    ResponderEliminar
  4. ¡gracias por recordando discos!.

    ResponderEliminar
  5. Se me olvidaba: Nacho Canut es dios, o al menos un ser mitológico.

    ResponderEliminar
  6. estoy totalmente de acuerdo en lo de nacho canut. a la hora de recordar a pegamoides y dinarama siempre citamos a berlanga pero muchas veces somos injustos con alguien que fue igual de importante que carlos. nacho es uno de los más importantes artistas de la música nacional de los últimos 30 años, por supuetso que sí.

    ResponderEliminar
  7. cierto, parece que a nacho siempre se le hace el vacio, y es que es lo que comentais....

    ResponderEliminar