15/10/08

17 una semana en el motor de un autobús, los planetas 1998

Una semana en el motor de un autobús es mi disco de cabecera. No se fijen en el número que encabeza esta reseña. A estas alturas de la lista ya habrán entendido que ese número no es del todo significativo con respecto al impacto que cada uno de los discos ha tenido en nosotros.

Desde que se publicó este disco allá por la primavera de 1998 se convirtió en mi Biblia. Estas doce canciones llevaban la verdad dentro y todo lo demás ni importaba ni tenia significado alguno. Porque yo era ese chaval que abandonado y luego cabreado se enfrentaba a todo su interior, pasando por todos los estímulos externos para luego descubrir que lo que necesitaba ya estaba ahí desde el principio.

Contaba la prensa del momento que Una semana en el motor de un autobús supuso el fin de la inocencia para la escena indie estatal del momento, y nunca lo que han contado tuvo tanto de verdad. Porque por lo menos de la mía lo fue. Pero no solo fue eso, fue el primer golpe de efecto de Los Planetas (años más tarde se sacarían otro de la manga, pero eso es otra historia...) que conseguían plasmar todo lo que ellos y nosotros esperábamos y necesitábamos en ese momento.

Resulta díficil hablar de las doce canciones contenidas en este álbum sin que dé la sensación de que alguna cosa ya se ha escuchado antes, sin recurrir a lugares comúnes. Segundo premio es ese tipo de canciones que hace grande a un grupo, una canción que tiene una letra que todo el mundo se debería tatuar en la piel. Para no olvidarla jamás.

Cada uno de los temas es fundamental en la búsqueda de ese interior al cual se llega pasando tanto por la rabia contenida de Desaparecer como por los reproches a uno mismo de Parte de lo que me debes. Un mundo de gente incompleta y Ciencia ficción ahondan en ese paso de mirar al exterior para pasar luego a los estímulos en Cumpleaños total, Laboratorio mágico, Toxicosmos y Línea 1.

Todo este largo camino recorrido nos lleva a La copa de europa, la conclusión definitiva. A la euforia de descubrir que todo esta en nuestra cabeza. Javi Ruiz

y la lista sigue creciendo.

4 comentarios:

  1. antonio m21:54

    En esto soy discordante con la gran mayoría. No me llama nada la atención este disco, prefiero el denostado Pop. Eso sí, "Línea 1" es fantástica, "Cumpleaños total" mola y "Segundo premio" es perfecta, la lástima es que sea un plagio total (a estas alturas ya no hace falta decir de quien). Eso sí que fue para mí una perdida de inocencia con respecto a Los Planetas.

    ResponderEliminar
  2. jo, pues yo soy de una semana en el motor de un autobús a muerte

    sin duda, es mi disco favorito de los granadinos, ya desde el primer acorde de segundo premio me desmonta, llegando a dolerme sobre todo en línea 1, y luego hay pasajes absolutamente memorables como toxicosmos o cumpleaños total

    para mí fue el disco que me abrió las puertas de tantas cosas: de experimentar el odio, de empezar a completar mi vida social, de descubrirme la parte tóxica, de experimentar la definitiva pérdida de la inocencia...

    ResponderEliminar
  3. ahora salgo de viaje y he echado el "una semana..." al mp3. la banda sonora de mis años de post-adolescencia, un disco de mil aristas y absolutamente imprescindible.

    ResponderEliminar
  4. antonio, pues aquí tienes difícilq ue se esté contigo, porque este disco ha marcado a más de uno (entre los que me incluyo, claro). por eso aparece tan alto en la lista.

    ResponderEliminar