22/7/08

mi vida en directo: my bloody valentine, saturday night fiber 19/07/08

estás en el escenario, mirando al grupo mientras convierten el auditorio en una tormenta de ruido, sintiendo como todo vibra a tu alrededor. vas fijándote en las caras de los demás, aprendiéndote de memoria cada ligero movimiento, del público, de kevin, de colm, de bilinda, de bed. sintiéndote especial simplemente por estar frente a ellos en ese momento cuando, de repente, tu cabeza se va del auditorio y desconectas.


empiezan a dibujarse instantáneas. cuando los escuchaste en radio3 y corriste al día siguiente a la tienda a comprar loveless. las cientos de veces que lo pusiste en tu habitación. el rockdelux donde regalaban la cinta de creation y que incluía un tema de primal scream con el subtítulo “mbv arkestra”. los incesantes rumores frustrados de vuelta. el fin de semana en granada en el que comprásteis la reedición en vinilo y cuando, después por la noche en un bar de copas y aún con el lp encima, pusieron una de sus canciones. las sesiones de dj señora en el baobab donde solía sonar sometimes. cuando perdiste la puja por el tremolo ep en internet. lost in translation en un cine del sur pero con la cabeza en el norte. aquel día que se anunciaron las cinco fechas en roundhouse. la llamada a tu móvil desde londres en la que los mismos my bloody valentine te decían que no podías faltar. el viaje en ave. babyshambles. siouxie. morrissey. los nervios de antes del concierto.

todos esos momentos que te han hecho llegar a este punto están pasando por tu cabeza cuando, de repente, el ruido se vuelve a convertir en magia. you made me realise.

después, los relojes dirán que fueron veinte minutos, pero tú sabes que ha sido media vida.

9 comentarios:

  1. para mí, tanto como media vida no, pero un punto de inflexión en mi no demasiado dilatada vida de conciertos, sin duda

    ResponderEliminar
  2. "media vida entera. y otra media vida mas". mercromina

    ResponderEliminar
  3. manolo10:29

    mercromina, ¿el único grupo español deudor en parte de my bloody valentine?

    ResponderEliminar
  4. perepi13:29

    Joder, es realmente bonito lo que has escrito...

    ResponderEliminar
  5. Al primer celebrity al que vi después de ver a MBV fue a Joaquín Pascual: me acordé de toda la turra del de Triangulo de Amor Bizarro (q me gustan) hablando de que venían del Loveless y me dio la risa. No es que no haya un grupo español que se les parezca (en Medusa/Super 8 Los Planetas parece que buscan algo entre ellos, JAMC o el primer Mercury Rev ?¿) es que no hay ningún grupo en ningún lado que se aproxime a ese terreno, y debería ser pecado comparar a cualquiera con lo que pasó el sábado por Madrid. Qué concierto, qué sonido y qué canciones! ¿Pero a qué tienen conectadas las guitarras? Y lo claro sonaba todo: era como estar dentro del disco rosa (o del blanco: es casi mejor, no sé porque tiene menos nombre) o como si esa masa de capas de sonido se hubieran transformado en velas o como si los discos no tuvieran resolución al compararlos con lo que allí sonaba. Que dos discos tan difíciles como los que hicieron, que parecen pura ingeniería de sonido, fueran, además, pensados para sonar en directo de una forma tan rotunda. Abrumadores.

    ResponderEliminar
  6. pues sí que lo pensé durante el concierto, cómo encajaban en directo unas canciones que parecían haber nacido (sobre todo según cuenta la leyenda) de horas y horas de estudio. iban cayendo una tras otra y nosotros cayendo metro a metro en su mundo. sí que fue realmente emocionante estar allí.

    ResponderEliminar
  7. no he escuchado a My Bloody Valentine (lo tengo pendiente y después de esto más) pero me ha encantado leerte. Me ha recordado a lo que yo sentí recientemente cuando tuve la oportunidad de disfrutar en directo de Neil Young y mientras escuchaba Cortez the Killer pensaba en cuantas ocasiones había escuchado esa canción esperando oirla en directo algún día.

    ResponderEliminar
  8. manolod es usted un genio de la prosa. El de MBV es el concierto que más esperaba en toda mi vida y quizas por eso empezó decepcionándome un poco. "Only shallow" -mi apertura de disco favorita- me sonó poco potente, igual por estar demasiado cerca; a lo mejor por eso las voces me parecieron demasiado diluidas (una cosa es que se integren con el cuadal sonoro y otra que no se escuchen apenas)... pero estos detalles de tiquismiquis se me olvidaron con ese final brutal de "soon", "feed me with your kiss" y "you made me realize". Eso y Bilinda ¡un ángel!

    ResponderEliminar
  9. no sé. las voces estaban un poco bajas. desde donde yo estaba especialmente la de kevin shields (muy escorado a la izqda. justo enfrente de bilinda). pero fue todo tan impresionante que tampoco me importó mucho.

    y fue una pena que no me acordase de pedirte el móvil para vernos. cuando me dí cuenta ya me iba para madrid y no te había escrito.

    ResponderEliminar