23/7/08

mi vida en directo: morrissey, saturday night fiber 19/07/08

Yo no soy objetivo. Lo reconozco. Me gustan todos los temas de Morrissey. No lo veo como artista de canciones. Es un todo: lo tomas o lo dejas.



Era la segunda ocasión y media en la que me enfrentaba a Steven Patrick Morrissey en directo. La media fue en el Fib 2004, donde nos dejó plantados (yo no te guardo rencor morri...), pero como decía aquella, un verdadero fan de Mozz tiene que sufrir, al menos una vez en la vida, una cancelación. La nuestra fue bastante dolorosa, horas antes, con el escenario ya montado y nosotros ardiendo por verlo. Ardiendo,metafórica y literalmente hablando (todo el mundo sabe lo que es Benicàssim en agosto, por entonces se realizaba en agosto).

La primera, con todas las de la ley, fue dos años después en el mismo lugar. Y la primera vez que uno se enfrenta a Morrissey en directo, ya nunca se olvida.

En esta segunda ocasión las cosas fueron un poco diferentes. Diferentes por las circunstancias. Circunstancias que se llaman My Bloody Valentine. Y a pesar de que tocaron después de él, yo no entiendo su concierto sin el que viniera después. Cosas del entorno,supongo.

No fueron tan diferentes en el previo a que saliera al escenario, porque en ese momento uno esta totalmente embriagado por los nervios y la emoción. Por la proximidad a tenerlo enfrente tuyo otra vez. Carisma se le llama a eso. A lo mejor no se acuerdan que es, ya que está tan en desuso que casi es algo en extinción. Pero Morrissey aun lo mantiene intacto y eso es algo que esta fuera de duda alguna.

¡Ahh, sí, el setlist! Tan discutido siempre. En esta gira, básicamente, ha cambiado las canciones de los Smiths. De “Panic”, “Still Ill” y “ Girlfriend in a coma” ha pasado a interpretar “Ask”, “Vicar in a tutu”, “Stretch out and wait” y “Death of a disco dancer”. Se mantiene “How soon is now”, a la que le debe tener un cariño especial.

No seré yo quien ponga objeción a la elección de estos temas. Ya lo he dicho al principio, no soy nada objetivo. Ya me tiene ganado de antemano y es fácil que me acabe llevando donde él quiere.

7 comentarios:

  1. yo sí le pongo alguna, pequeña, pega a la selección de temas de the smiths. excepto por la preciosa stretch out and way, creo que salimos perdiendo.

    y bueno, en general del concierto de morrissey, puestos a ponerle pegas, me resulta un poco rockero-macarra la banda. cuando se perdía la elétrica en favor de la guitarra acústica (una par de temas o tres) todo me encajaba más.

    y eso sí, how soon is now en directo me gustó muuuuucho más que en disco (ya que no es de mis favoritas de uno de mis discos favoritos).

    ResponderEliminar
  2. yo casi que iré un poco más allá y diré que lo que más me gustó del concierto fue la versión que se marcó de BUZZCOCKS, ah, y me pareció un detallazo por su parte que el tío se ahorrara el ademán excesivo y los numeritos como el de la bandera del FIB 2006

    hala, las nuevas, de momento, me sonaron flojillas... ya veremos cuando oigamos el disco, pero no sé yo... bueno, una primera impresión como cualquier otra

    ResponderEliminar
  3. probertoj05:45

    Yo lo veo, en un par de años, recuperando a los Smiths. Sé que suena imposible, pero es la sensación que me da el concierto unos cuantos días después de haber estado allí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. pues eso lo tengo muy claro que no, aunque penséis que en la década siguiente me tenga que comer mis palabras, veo claramente que no

    ResponderEliminar
  5. ¿cuánto puede cobrar morrissey ahora por concierto? ¿y por mucho más caché que tenga con la vuelta de los smiths le compensaría al tener que repartir?

    igual es al morrissey al que menos le interese una reunión.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo17:43

    yo creo que los smiths no se reuniran..hace unos años creo que el coachella de los usa les ofrecio una pasta bastante importante y morrissey paso total.
    creo que es lo que dice manolo,que no creo que le compense....

    ResponderEliminar
  7. Anónimo17:43

    era yo,javi...

    ResponderEliminar