3/10/11

conciertos: anntona, 30/9/2011 tienda siboney, pamplona

anntona empieza a girar por el mundo con ese nuevo disco que se ha marcado y que aún no existe físicamente pero sí en formato digital, lo que ha permitido que vayamos conociendo (y marcando nuestras favoritas) las canciones de grandes males, remedios regulares. el viernes empezaba su periplo de tiendas (el sábado estuvo en serie b de bilbao) en pamplona, a escasos metros de esa fuente en la que los guiris se tiran en fiestas de san fermín para que la gente de abajo los coja (vídeo de pamplona / vídeo de bilbao)

había expectación en la capital navarra para ver cómo se llevaban al directo esas canciones de manera acústica, ya que al parecer el disco también tendrá su presentación en formato menos íntimo en unas semanas. y la cosa funcionó. en principio no se me ocurría que temas como arruino todo lo que encuentro o qué verde era mi valle pudieran tener ese reverso acústico, pero lo tuvieron, y la verdad es que la cosa estaba bien. también cayeron en el fondo hay un pozo, caramelos con droga o eci o amorcitos. una pena que no lo hicieran millones de chicas o norman bates, pero no lo damos por perdido y esperamos tener ocasión en futuros conciertos

y bueno, anntona no solo es grandes males, remedios regulares, así que también hubo momentos de recuerdo a sus dos discos anteriores, como cuando cayeron no tienes novia, que me dieron boleto, tú hueles mejor o y además bastante fea, lo que hizo que más o menos quedara en mitad de nuevas y mitad de viejas

anntona siempre se ha especializado en eso de invitar a chicas a que canten con él algunos temas (en ocasiones anteriores invitó a teresa de espanto, a cristina de clovis, a ariadna de los punsetes o a marina de klaus&kinski), así que esta vez estaba claro quién iba a ser la elegida: amaia de kokoshca, la genial anfitriona del evento. con ella cantó recuerdo de zamora y tú dónde pasas el fin de semana, justo antes de dar paso a un bis a la carta en el que dejó al público elegir qué quería oír. salieron podía volar, amor, alfonso de hohenlohe y todo el mundo tiene porno en casa, que cerró un mini-concierto perfecto y para enmarcar que casi se fue a los cuarenta minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada