11/7/09

canciones: say hello to the angels, turn on the bright lights

Turn on the light brights fue en 2002 el primer disco de Interpol. Interpol es ese grupo que sacó un primer disco cargadito de influencias pero con la suficiente personalidad para aplicarlas y dejar su sello propio. Y sobre todo con canciones que se defienden por si solas (Obstacle 1, NYC, Untitled, Stella was a diver and she was always down).

Interpol es ese grupo que en 2004 publicó Antics, su segundo disco. Sin salirse del camino, puliendo el sonido, perdiendo ese halo que los grupos dejan en un primer disco pero que al segundo, ay! desaparece (para bien o para mal). Canciones como Evil, C'mere o Narc siguen siendo inmensas.

Interpol es ese grupo que en 2007 publican Our love to admire, su fantástico tercer disco. Aquí ya sin coartadas de escenas de por medio, Interpol entregan un disco solido, donde su calmada oscuridad ya lo cubre todo.

Interpol es ese grupo que de ser etiquetados hasta el infinito por sus referencias e influencias han pasado a ser ellos la referencia, siendo uno de los grupos que más se oyen y se leen en reseñas de discos.

Say hello to the angels (grandioso título) es esa canción que calca el This Charming Man de los Smiths, llevándolo a un punto más frenético. Es esa canción de pura desesperación hacía una mujer con el pelo rojo:

"When I'm feeling lazy, it's probably because, I'm saving all my energy to pick up when you move into my airspace You move into my airspace" "Baby, baby you're really the best..."

De querer cambiar, de querer coger lo que se quiere. De querer decir hola a los ángeles.

"We should take a trip now to see new places
I'm sick of this town
I see my face has changed"


Sube la cabeza cuando camines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada