24/1/09

the crying light, antony & the johnsons (secretly canadian) 2009

pasa el tiempo y las cosas van aguantando su irremediable paso como buenamente pueden. antony hegarty sigue al frente de su proyecto más íntimo aferrado a una postura que parece fácil pero que no lo resulta en absoluto. lo de haberse convertido en una estrella mediática tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, y una de las más difíciles sin duda es el hecho de querer permanecer impertérrito. milagrosamente, el bueno de antony consigue en este nuevo trabajo sonar como él quiere, que es como siempre lo ha hecho, sin tener que enfrentarse a grandes cambios y por ello, volviendo a ser antony and the johnsons

resulta curioso que un disco tan esperado como the crying light empiece por uno de los lamentos más bonitos que recordemos, el de her eyes are underneath the ground, para pronto pasar a epilepsy is dancing, su parte pizpireta natural (la artificial ya la tuvo con hercules & love affair). pocos minutos después, su fuerza envolvente y su afectada voz te han arrastrado hasta la otra orilla, hasta el lugar en el que se le puede escuchar a antony and the johnsons sin que nadie piense que uno está tremendamente deprimido

sin darte cuenta ya te has plantado en ese núcleo duro del centro del disco que forman el tema que da título y another world, canción que ya conocíamos por el ep del año pasado, dos muestras del calado del artista, dos buenas muestras de su poderío, de su fuerza vital. para el cierre, que no la cadencia, del disco antony se arranca con los más de seis minutos de la optimista daylight and the sun y la fuerza de aeon deja para el final la delicadeza, otra vez la delicadeza, con la tántrica dust and water y con la sorprendente everglade, que bien podría pertenecer al clímax de un musical de broadway

antony nos ha vuelto a dejar k.o. y no solo con su voz, sino que también con el poder de una personalidad enigmática con la que ha vuelto a teñirlo todo en the crying light, un título que aunque hubiera existido antes, sólo podríamos reconocérselo a él

6 comentarios:

  1. no se, no acabo de entrar en el rollo del antony...alguna canción sí, pero se me hace cuesta arriba escuchar discos enteros...

    en pitchfork le han dado un 8.6 y ya sabemos lo que pasa cuando pitchfork da una nota tan alta...

    ResponderEliminar
  2. iba a decir algo pero no se, igual luego roberto dice que es crónica rosa...pero yo creo que Falete viene a ser como nuestro Antony...

    ResponderEliminar
  3. Para mí Antony and the Johnsons es alguien muy muy especial, supongo que a mucha gente le ocurre igual.

    Y me gusta todo lo que ha hecho, pero después de haber oído tres LPs y tres EPs, el primero de todos, el larga duración homónimo sigue siendo el que más me alucina y el mejor para mis gustos. Y quizás The Crying Light me guste más que el anterior I Am A Bird Now, pero tengo que esperar a ver como lo desgasta el tiempo.

    Y de sus Eps me gustan mucho los anteriores pero Another World no lo soporto, a pesar de que la crítica haya sido tan favorable.

    Coincido contigo en valorar como se mantiene en la pureza de su estilo, tan personal, tan único.

    Saludos, Ignacio

    ResponderEliminar
  4. pues a mí, dado el impacto inicial de "I am a bird now", lo sigo situando el primero del top, sólo por tener una canción como "Hope there's someone" lo merece todo

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo, pero si me tengo que quedar con una canción, es Soft Black Stars (You and I will meet one day under the night sky lit by soft black stars)

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. pues yo creo que i am bird now es su peor disco de los tres. esta mas que sobreproducido y no acaba de mostrar la esencia de su voz que si que mostraba en el primero (el mejor de los tres) y que tambien enseña en este disco.
    y los primeros eps son sublimes

    ResponderEliminar