14/12/08

primavera club 2008 en madrid: sábado

a priori la noche del sábado se presentaba como la menos apetecible en el primavera club de madrid. como siempre, las sorpresas pueden arruinarte una velada o terminar de redondearla, y esto segundo puede ser lo que pasó ayer...


(the dodos: multipercusión)

todavía por la tarde y con el centro de la capital convertido en un hercvidero de gente, se montó una cola considerable para entrar en la joy eslava. los causantes: the dodos. este trío, en realidad son dos más uno, han dejado boquiabierto a todo el mundo con su disco de este 2008, visiter, y venían a hacernos partícipes de su éxito. increíbles percusiones que protagonizaban unas canciones llenas de estimulantes polirritmos

al rato, les tocaba el turno a isobel campbell & mark lanegan. con esta actuación no termina de quedar muy claro cuándo la ex-belle and sebastian dejó el grupo, porque el sentimiento general era el de que estábamos asistiendo a un concierto de los de glasgow en la rasgada voz de lanegan ya que la chica pasaba totalmente a un segundo plano. decidieron prescindir de las luces para iluminarles, lo que tenía un conseguido efecto de bruma


(deerhoof: entrega y fiereza)

tiempo entonces para hacer cola en el nasti para ser partícipes de uno de los bolos del festival. les tocaba a deerhoof. yo no iba muy predispuesto para este concierto, ya que la anterior ve que los vi se dedicaron en mayor medida a los bailes de la cantante japonesa. esta vez estuvieron más alejados de ese espectáculo, centrándose en sus canciones y dándolo todo para poner patas arriba una sala que estaba totalmente entregada.

después de asistir a tamaño evento, casi ya no había ganas para nada, pero nos acercamos hasta la sala el sol para ver a the thermals. sonaban muy punk, con un ligero toque a sex pistols, pero la verdad es que mi cabeza no tenía muchas ganas de seguir ya con ese concierto

2 comentarios:

  1. lo de deerhof ya puede salvar el día más aburrido de cualquier festival. y si encima añades a the dodos...

    y parece que la experiencia de la doble cita no fue mala ¿no? porque algunos ya están pensando que esto puede ser el principio de.

    ResponderEliminar
  2. pues eso parece, la organización parecía estar contenta con la idea...

    ResponderEliminar