30/12/08

mejores discos internacionales de 2008

robert forster, the evangelist
Un evangelista que recuerda a otro evangelista con uno de esos discos de pop precioso y preciosista de los que ya se hacen muy pocos. Robert Forster nos ha cautivado también en solitario, con el simple poder de unas canciones plagadas de belleza. Si hubiera sido al revés, probablemente Grant también habría ocupado nuestro número uno. N

jeremy jay, a place where we could go
Jeremy Jay creo que ha sido la sorpresa del año en este blog. A place where we could go nos ha cautivado a cada uno de los nadadores por igual. Y todo gracias al irresistible encanto que desprende. A ese sonido que, como decía manolo en su crítica, parece sacado de una gran iglesia o de un cuarto de baño. De ese eterno romanticismo, de la calmada fuerza de temas como Beatiful rebel o The living dolls o los apasionantes Heavenly creatures o A place where we could go. J

no age, nouns
la apisonadora noise, el punk enfermizo, la intensidad de sus directos... ya está todo contado sobre este dúo que ha puesto patas arriba los cimientos del underground norteamericano a base de golpes de batería y una guitarra enfermiza que parece sacada directamente del psiquiátrico. sí, como estos ya los hubo antes, pero ninguno tan extremista. el hype que mejor sigue saliendo en las fotos. M

the lodger, life is sweet
olvidados los wedding present, the lodger miran un poco más atrás, a los ochenta, para publicar un segundo álbum que actualiza los guiones de smiths o housemartins para llenar life is sweet de melodías directas, estribillos incontestables y guitarras limpias hasta alzarse con el premio al disco de indie pop más brillante de este 2008. M

bon iver, for Emma, forever ago
2008 pasará por ser otro de esos años en los que el folk ha brillado con luz propia por un puñado de grupos como Bon Iver. Cantando a las cosas más sencillas desde una cabaña perdida en los bosques de Wisconsin pero con la profundidad y el saber hacer de un maestro, Justin Vernon nos ha convencido con su recetario de emociones. N

portishead, third
no hay dos sin tres. hemos esperado tanto el retorno de portishead que, cuando al fin llegó, no podíamos imaginarnos que fuese tan acertado, tan bello, tan doloroso, tan coherente y tan diferente. ante la imposibilidad de repetir otro dummy dado que, entre otras razones, la etiqueta del trip-hop estaba ya tan gastada que había incluso perdido su razón de existir, la única solución partía por renovarse como solo los maestros lo saben hacer, sin perder sus señas de identidad. y nosotros boquiabiertos desde entonces. M

cut copy, in ghosts colours
No creo que haya este año un disco con semejante colección de hits en su interior como In ghosts colours. Cada una de las canciones, una detrás de otra, es un éxito sin parangón posible. So haunted, Feel the love, Far away, Out there on the ice again, Hearts on fire...
Ready for the floor? J

the dears, missiles
Missiles es el cuarto disco de The Dears. Después de pasar por algunos problemas de logística interna, han conseguido remontar y entregarnos un álbum frágil, sensible, a flor de piel. Lleno de canciones que solo necesitan una escucha para atraparte, Dream job, Demons, Money babies, Missiles... Lo han conseguido, vaya si lo han hecho. J

the magnetic fields, distortion
Un disco menor en la carrera de Stephin Merritt pero que nos embaucó por lo complicado de su planteamiento y porque parece que lo ha estado escondiendo una docena de años. Utiliza el pretexto del pop ruidoso para conseguir una colección de perlas que incluyen "California girls" y "Too drunk to dream", dos de los pasajes más conseguidos del año. N

spiritualized, songs in A & E
En poco tiempo hablaremos de este disco de Jason Pierce y los suyos como de un auténtico clásico. Con ese entramado de seis interludios armónicos, la voz del ex-Spacemen 3 se va deslizando por la delicadeza y la fluidez de un rock poderoso y creciente, alcanzando cotas impensables en nuestros días. No nos habían emocionado tanto desde 1997. N

the notwist, the devil, you+me
The Notwist siguen a lo suyo. Ellos no entienden de modas pasajeras, ni escenas. Ellos siguien haciendo canciones igual de apasionantes, encantadoras e irresistibles trás su larga ausencia (sú ultimo trabajo es de 2002). Si no lo han hecho ya, acerquense a The devil, you+me, un cálido acompañamiento para estos días de frío. J

fennesz, black sea
el mar negro de fennesz es un mar frío, solitario y desolado. pero que encierra tanta belleza que es imposible no caer rendidos ante la inmensidad de ese paisaje vacío e inerte. un paisaje donde cualquier detalle, desde la más mínima brisa a una gota que caiga desde el cielo, se multiplica, se expande, hasta el infinito. y eso parece querer mostranos el músico austriaco en un álbum que parece el complemento invernal al irrepetible endless summer. M

the wave pictures, instant coffee baby
Este trío de Londres pasa por ser una de las grandes sorpresas internacionales de 2008 por la inmediatez de las canciones de un disco en el que si entras, ya no puedes escapar. Con auténticos himnos efervescentes como ese "Leave the scene behind" que lo abre, nos han recordado a los mejores tiempos del pasado de supremacía británica en el pop. N

lightspeed champion, falling off the lavender bridge
Dev Hynes se ha sacado de la manga uno de los discos más sorprendentes que han salido de Inglaterra este año. El carácter atemporal de Falling off the lavender bridge ha sido uno de sus aciertos, el otro temas tan redondos como Galaxy of the lost, Tell me what it's worth, I could have done this myself o Midnight surprise. J

stereolab, chemical chords
chemical chords puede pasar por ser el disco de la resurección definitiva de stereolab. un álbum que sigue la línea perfectamente definida de la banda pero que, por fin, no genera nostalgia de tiempos mejores sino todo lo contrario; los muestra en un estado de forma espectacular. como ese barcelona que siempre hace el mismo gran partido. que no falla jamás. M

silver jews, Lookout mountain, lookout sea
David Berman debería aparecer en todas las enciclopedias del mundo como sinónimo de grandeza. Hacer un disco como "Lookout mountain, lookout sea" es un ejercicio de valentía que a pocas personas en el mundo se les puede ocurrir. Lo suyo es una buena muestra del potencial de un personaje fascinante, irrepetible y absolutamente conmovedor. N

vampire weekend, vampire weekend
El disco de debut de Vampire Weekend es de esos que van a salir en todas las listas. En el que todo el mundo va a estar de acuerdo. Y no va a ser menos, porque temas como Mansard roof, Oxford coma, Cape cod kwassa kwassa o Walcott son de las que hacen méritos. Este un disco de los que se hacen querer, por la frescura y vitalidad que desprende. J

lambchop, OH (Ohio)
Por todos es sabido que Kurt Wagner siempre ha conseguido estar un paso por delante de los demás y con este nuevo trabajo se reafirma en esa postura. Continuista, sí, ¿para qué cambiar lo que funciona?, pero también dejándonos entrever otros secretos bien guardados hasta ahora como la fragilidad envolvente y la desnudez exuberante. N

apple orchard, half-steps toward bright skies
el mejor disco de the field mice en 2008 es este sorprendente debut del dúo californiano. formado por los hermanos ryan y dale marquez, apple orchard han logrado con half-steps toward bright skies un fantástico disco de dream pop de melancólica delicadeza y fragilidad. una pequeña joya oculta bajo el sello haymarket que no por modesta iba a quedarse fuera de nuestra lista. M

hot chip, made in the dark
Made in the dark ha supuesto un pequeño cambio en Hot Chip. Han querido bajar las revoluciones en canciones más relajadas, más tranquilas como Made in the dark o We´re looking for a lot of love (ya han anunciado que quieren seguir esa senda en su cuarto trabajo), pero no han dejado de lado esa facilidad para facturar perfectas canciones de pop bailable como Ready for the floor, One pure thought o Out at the pictures. J

16 comentarios:

  1. bueno, pues ya esta aquí la internacional...

    ResponderEliminar
  2. en el apartado internacional me queda trabajo pendiente, así que voy anotando (empezando por el de robert forster, que ya me han hablado varios muy bien de él).
    p.d.: y qué bueno ver a jeremy jay tan alto.

    ResponderEliminar
  3. y verlo también dentro de poco en directo, que actúa por sevilla el 26 de febrero.

    ResponderEliminar
  4. ...y en Madrid el 25 de febrero gracias a un ángel llamado Blanca.

    Veo que me quedan cosas por descubrir, pero a grandes rasgos voy percatándome del espíritu de la Nadadora...

    Mis choques: Lodger muy alto y aversión personal al Third.

    Mis gustazos: Forster y J. Jay también vuelan cada día más alto en mi gramola.

    Mis faltas: Fleet Foxes, Okkervil River y Glasvegas, aunque reconozco que muchas veces me pierdo por lo fácil...

    Gracias por vuestros favos del espacio exterior.

    Esperando quedo al interior.

    Saludos, Ignacio

    ResponderEliminar
  5. ¡cuanto trabajo por hacer!, me pongo desde ya a recuperar el tiempo perdido. lo mejor de las navidades son las listas con lo mejor del año, asi pasamos recuperando el primer semestre del siguiente año, para aburrirnos el segundo y esperar las navidades próximas.

    ResponderEliminar
  6. ufff, qué bien queda la lista, me encanta en serio... muy muy chula, y lo de que R. Forster salga ahí tan arriba da un subidón tremendo

    como siempre, hay coincidencias y decepciones de los que nos leen y tal, es normal, si la lista hubiera sido de 30, FLEET FOXES habrían salido fijo, GLASVEGAS y OKKERVIL que veo mencionados por ahí ya me da que no

    por cierto, Manu, vaya lío lo de buscar las discográficas...

    y me he dado cuenta de una cosa, vaya poco ojo que hemos tenido con la elección de las portadas, son todas muy monocromáticas, jeje

    ResponderEliminar
  7. sí, esa fecha ya está bien fuerte apuntada en el calendario...

    ResponderEliminar
  8. probertoj17:51

    Una lista muy acorde a lo que opino yo, como muchas cosas que salen en La Nadadora. Ahora, a mí el disco de Robert es que me duele de sólo pensar en él. Sí, puede ser el disco del año, pero yo tengo que ponerme la coraza para escucharlo. Y ni con esas.

    ResponderEliminar
  9. pues lo de te lodger es una debilidad personal que, sí, igual está un poc alto, pero si se queda el 18 casi seguro que pasaría desapercibido. y como creo que de la lista puede ser de los menos conocidos, pues mola si alguien se fija en él.

    con third también tengo sentimientos algo encontrados, pero siendo objetivos creo que es un discazo. y si no fuera el 6, pues seguro que estaría incluso más alto.

    ResponderEliminar
  10. es lo que hablábamos esta tarde manu, si hubieramos puesto a PORTISHEAD más alto quizá habríamos pecado de convencionales, ¿no?



    y mañana rematamos (y no, no es una pista) con la lista nacional, a ver si al final Pitingo ha hecho de las suyas...

    ResponderEliminar
  11. Sí, mañana nacionales.....y lo que me gusta el 1!

    ResponderEliminar
  12. ¡dios! que aparecen los números por duplicado en la lista, en grande y después en pequeño. lo edito y borro inmediatamente.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo00:02

    David Berman es muy grande!!!

    ResponderEliminar
  14. ¿qué significa que el mejor disco de indiepop del año sólo haya llegado al número 4 nada menos que en la lista de lanadadora? ¿y que apenas haya más guitar pop en toda la lista?
    ¿nos estamos haciendo todas viejas, pretenciosas, serias? ¿tanto nos aburren las canciones cursis y adolescentes, o es que tenemos suficiente con lo publicado en el pasado? ay, qué tiempos estos... pero chula la lista, eh, buenos discos.

    ResponderEliminar
  15. pues el de the lodger era el dos de mi lista personal, pero al final se quedó en ese 4, que no está nada mal.

    y un ex-go-betweens, el genio de stephin merrit, los stereolab (otra vez), the apple orchard (un pequeño grupo autoeditado y con influencias de the field mice), lightspeed champion, vampire weekend o the wave pictures...

    vale, no es la de take the pills, pero yo creo que ha quedado una lista muy pop (incluso más de lo que me imaginaba).

    eso sí, viejos nos estamos haciendo viejos, no lo dudes. pero no te creas, que yo hace 10 años era mucho menos poppie que hoy. que yo antes hasta escuchaba a los defcondos.

    ResponderEliminar
  16. pánico a una muerte ridícula

    ResponderEliminar