9/3/11

megaflow, za! (acuarela) 2011

volver al futuro tomando la directa desde atapuerca o viajar al pasado más prehistórico sin parar en ninguna de las épocas anteriores es algo que siempre debe haber estado en la mente de todos. en la mente de estos dos seres tan peculiares que son los za! también deben haber estado presentes alguna vez estos viajes imaginarios, eso es evidente, pero esta vez han sido ellos los que se han atrevido a plasmarlo en una música y en unas letras en un idioma ¿inventado?

pero no iba a ser algo tan fácil y ya está. papa dupau y spazzfrika ehd han ido mucho más allá, y lo que plantean en megaflow es una colisión de esos dos viajes, en un momento justo en el que la modernidad resulta retro y el futuro resulta pasado. ahí es donde está el gran secreto de este tan peculiar megaflow, un disco que, avalado por el repentino éxito de su predecesor, macumba o muerte (acuarela, 2009) se esperaba en la parroquia indie con muchas ganas

paisajes sonoros que se resumen en collages de colores en relieve, lugares que nos resultan habituales y extraños a la vez y que bien nos podrían parecer terrassa o marte, por poner solo un par de ejemplos o ritmos frenéticos que lo mismo beben del hardcore que de la música industrial… todo eso es lo que se recoge en megaflow, un disco al que no resulta fácil acostumbrarse, pero que una vez que oyes unas cuantas veces, te sientes parte de él, como si fueras parte de alguno de los territorios que pueblan el mapa de la portada del disco. y es que aquí no hay convencionalismos, las texturas electrónicas se mezclan con las voces extrañas, las guitarras y las baterías parecen querer decir algo más y el trasfondo invita a reinterpretarlo una y otra vez

algunos pensarán que solo es un paso más en la oleada de modernidad que nos asola, pero nada más lejos de la realidad. za! plasman en canciones, quizá sea más preciso llamarlas episodios sonoros o variaciones rítmicas, como nanavividedeñaña o pachamadretierrawah! que a su onda expansiva le queda aún mucho por donde colarse y que ellos están aquí para quedarse y que les quedan muchos milenios y muchos cartuchos en sus recortadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada