6/11/10

cinema red and blue, cinema red and blue (what’s your rupture) 2010

hablar por separado de tres bandas como comet gain, crystal stilts o the ladybug transistor, ya tiene cierta enjundia, así que pensar en un proyecto paralelo en el que aparecen miembros de las tres bandas, a ración de tres de cada una de las dos primeras y sólo uno de la tercera, supone todo un descubrimiento del que ya te hablamos en su día en la sección de ondas del espacio exterior y que han seguido hacia a delante hasta ver en el mercado su primer disco en conjunto como cinema red and blue. hay que añadir que la incorporación de gary olson estaba en un principio pensada para producir el disco, que también lo hizo, pero finalmente también acabó como un miembro más de este supergrupo

sorprende de buenas a primeras que la querencia pop de los discos de the ladybug transistor y crystal stilts esté completamente fagocitada por un sonido mucho más propio de la otra banda en cuestión, comet gain, aunque la verdad, también el resultado del disco quedaría bastante lejos de trabajos como rèalistes o city fallen leaves. en cinema red and blue todos han jugado a poner su granito de arena en un todo que resulta afincado en el rock y que desprende un sabor tan a clásicos del género, que sorprende

el disco lo dividen en dos partes que llaman reels, pensando en el vinilo, se supone, y la verdad es que no da para pensar que haya diferencia entre una y otra. en la parte primera destacan esas tres canciones tituladas como baladas (a una visión pura, a una para de bus y a un trabajador nocturno) que suponen el cuerpo central y en la segunda parte, algo más introspectiva sobre todo de cara al final, destaca esa ghost confessions que la abre

cinema red and blue supone todo un descubrimiento de los que quizá ya no haya que esperar ningún disco más, pero que de momento podemos disfrutar con un trabajo que, cuando supimos de la existencia del grupo, no pudimos imaginar. afilados y comedidos, estos artífices de una de las uniones de genios del año, bien podrían haberse convertido en los protagonistas de este otoño gris

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada