15/7/10

recordando discos: feria, feria (austrohúngaro) 2005

me pongo a pensar en las fórmulas y en los parámetros austrohúngaros y no se me ocurre otro disco más propio de estos tratados que el debut de feria. cinco años han pasado ya desde que me acerqué al stand del sello en el primavera sound y decidí hacerme con dos copias, una que yo me quedé y otra que me firmaron las tres feria para javi y que nunca llegó a mallorca en aquel paquetito tan mono que le hice. en cinco años (¿o realmente habría que decir en ciento cinco?) han pasado muchas cosas austrohúngaras a las que hemos podido asistir, pero ninguna como ver a elisa cantando con carlos y genís aquello de estafa. quizá fue aquel momento de noviembre del año pasado el que me hizo plantearme que tenía que volver a ponerme este disco

ya desde la cajita que envuelve las canciones del debut de feria, el disco es especial. la jewel box que eligieron en austrohúngaro no hay forma humana de que cuadre en una estantería de cd’s, y por aquel entonces los vinilos no estaban tan a la orden del día, así que había que dejarlo a la vista y en lugar destacado por las buenas o por las malas. también es muy del concepto lo de la elección de la portada, como cuando comprábamos la vale y podíamos elegir si queríamos a mark owen, a gary barlow o a robbie williams… ¡anda! ¡pero si robbie Williams también es una canción de este disco! ¿lo veis? todo cuadra, todo se descuadra

con todas esas premisas accedemos a un disco que al igual que los de chico y chica, alma x o mano de santo, por no nombrar el germen austrohúngaro que son hidrogenesse, tiene una parte que chirría, una que nos sonroja, otra que parece desajustarse y otra, que en realidad es todo el disco, que nos encanta y que nos parece enorme. y así, el primer y hasta ahora único disco de feria discurre entre lo divertido, con unas letras inspiradísimas y una actitud que deja atónito y lo estrafalario, con momentos de auténtica plenitud, entendiendo como estrafalario todo lo inusual, incluso lo obsesivo de unas canciones que hicieron con solo un tris que nos olvidáramos de les biscuits salés

y ahí están estamos aquí con las voces al parecer distorsionadas, a pero b, siempre las dos opciones, aborto/tempura con esas ganas frenéticas de botar que nos da, cabeza negra, ¿alguien no le ha oído a su peluquer@ nunca eso de “te echo producto”?, me ponen los museos, que bien podría haber ido en un ensayo sobre el culteranismo o ese final con payasas guapas, donde sí, ya lo han dicho todo. feria serán recordadas sobre todo por su irreverencia y su atrevimiento al editar un disco como este, pero también lo serán por dejarnos un pedazo de disco que quita el sentido y por atreverse a ser pequeñas cuando todo el mundo se empeñaba en ser grande

12 comentarios:

  1. pues mi favorita no la has dicho, alexei nemov/50 cent. este disco consigue todo lo que dices menos olvidar a les biscuits salés, que ese pedazo de onda es historia viva.

    y en mi estantería cabe, justito pero cabe.

    ResponderEliminar
  2. sí, sólo Dios sabe dónde estará mi cd de feria perdido por el camino entre fuenma y palma...

    ResponderEliminar
  3. Aprovechando que Austrohúngaro tiene todo su catálogo en Spotify voy a escuchar este disco. Además precisamente hace poco descubrí que la autora de la tipografía de "Feria"es Azucena Vieites, una artista muy interesante -y que me gusta mucho, todo sea dicho- que ha hecho bastantes dibujos de grupos y tal. Pues eso...cabeza negra.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo21:22

    disk of the life.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo07:42

    Andrea, el logo de Feria lo hizo Elisa Perez de Feria, luego Azucena lo usó en sus cosas de artista, como otras veces que ha usado cosas de Austrohúngaro.

    ResponderEliminar
  6. momonje07:50

    Las Biscuit tenían muchísima más gracia. Feria son el reverso tenebroso de Hidrogenesse, aquello en lo que podrían convertirse si no les sobrara talento.

    ResponderEliminar
  7. Anda! gracias por la aclaración Anónimo :)

    ResponderEliminar
  8. Yo con este disco siempre me he imaginado a Carlos y Genís como unos Stock, Aitken & Waterman. Qué lástima que no tuviera continuidad.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo21:46

    Tampoco es para tanto, o si?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo15:49

    pues a mí me han dicho que sacarán uno para el 2011, qué ganas!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo21:37

    >>pues a mí me han dicho que sacarán uno para el 2011, qué ganas!

    lo dudo mucho

    ResponderEliminar