20/4/10

ordre i aventura, mishima (sones) 2010

Ordre i aventura es a todas luces el mejor de los cinco discos del grupo barcelonés Mishima. El que marca el culmen de la carrera ascendente de la banda, sobretodo desde Trucar a casa, recollir les fotos, pagar la multa y tras el fantástico Set tota la vida. Para explicarlo, aquí valen todos los tópicos, y nos encontramos con un trabajo, compacto, que en tan solo 27 minutos y 6 segundos nos ofrece todo lo que han hecho Mishima hasta ahora, pero mucho más y mejor. Al igual que el ya mencionado Set tota la vida, Ordre i aventura también está producido por Paco Loco, que otorga al grupo una cercanía que sin duda fortalece a la lírica de David Carabén.


Lírica en algunos casos, entre la instrospección y la fé como en Una cara bonica (con las voces de Muni Camón), Tot torna a començar ( "todo el mundo sabe que la sospecha es el primer disfraz de la fé") o Tornaràs a tremolar, y en otros entre el amor y sus consecuencias como en Deixa'm creure, Només era una part de tu ("solo era una parte de tí que has perdido, y es verdad, debe ser por eso que la echas a faltar"), Com abans o En arribar la tardor. David Carabén sabe perfectamente explicar, a lo mejor no de la manera más evidente (muy sutilmente) pero si con las formas más adecuadas todo lo que nos rodea.

Al igual que el grupo, que otorga a las canciones justo lo que necesitan. Esto lo hacen de la manera más breve y concisa posible (solo tres canciones de las diez pasan de los tres minutos): de la urgencia y el nervio (Tornaràs a tremolar, Com abans o la cruda y palpitante Tot torna a començar) a la delicadeza y el mimo del detalle en Deixa'm creure, Ordre i aventura, Només era una part de tu (atención al feed back) o Guspira, estel o carícia.

Claro, con estos argumentos que nos ofrecen Mishima, (definitivamente una de las mejores y más personales bandas de la escena) Ordre i aventura se me antoja una delicia de disco, de los que una vez has hecho tuyo, una vez están dentro, ya nunca podrán salir.

11 comentarios:

  1. Anónimo10:37

    pero en catalan....una pena...

    ResponderEliminar
  2. oye, pues no entiendo el comentario. a mí, si me gusta algo, me llega igual un disco en catalán, en sueco, finlandés, euskera o inglés.

    si no me esfuerzo (siempre puede uno intentar traducir) pierdo una parte, pero yo creo que no siempre es necesario entender las letras para disfrutar de la música.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13:24

    Que bueno!
    Seguro que el anónimo de más arriba entiende perfectamente el inglés...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo14:59

    Ya empezamos con las tonterías del idioma. Si un grupo canta en inglés no pasa nada, si canta en catalán "es una pena".

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16:09

    dejaos de leches y colgad el link de descarga!

    ResponderEliminar
  6. lo siento, pero si lo que quieres es un blog de descargas me da que te has equivocado. de todas formas seguro que poniendo mishima rapidshare en google te sale rápido.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo09:34

    pues...igual tienes razon ademas he oido tantas veces que esta way... q tengo ganas lo buscaré...y no no lo he dicho de mala ostia solo decia q este tipo de musica se curran un monton las letras y es una pena no poder entenderlas del todo...y si entiendo ingles mejor y q?

    ResponderEliminar
  8. yo creo que hay que quitarse un poco el cliché de que solo escuchemos a grupos en castellano o inglés. ya verás como, si musicalmente te convence, el idioma al final no es un problema.

    ResponderEliminar
  9. Mishima es una genialidad. Yo estoy aprendiendo catala es una lengua muy hermosa asi que me parece genial!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo09:36

    en catalunya hay una serie de grupos impresionantes que estan haciendo cosas increibles. lo de la lengua es perfecto, cada uno debe escribir en la lengua en la que piensa, en lo que le sale de dentro. lo siento por aquellos que viven en el monolinguismo.

    ResponderEliminar
  11. ¿Soy el único al que le ha defraudado enormemente el disco? No encuentro aquí nada que me recuerde a los grandes momentos del Trucar a casa. En fin, para gustos...

    ResponderEliminar