23/11/09

canciones: closer, travis

Nunca he sido fan incondicional ni muy seguidor de Travis. Sí que me gustaron bastante sus primeros singles, Turn, Why does it always rain on me?, Writing to reach you o Driftwood. También escuché su tercer disco, The invisible band, en el que había canciones tan chulas como Flowers in the window, Side o Sing, pero nunca intenté ir más allá. Luego con 12 memories les perdí la pista, pero con The boy with no name fue cuando captaron mi atención totalmente. Y sobretodo con Closer, la gran canción del grupo. Un tema que se deja fluir pausadamente, sin ningún tipo de pretensión ni épica impostada (como viene pasando en gran parte del brit pop), solo una melodía perezosa llevada a la máxima sencillez.


También My eyes, en The boy with no name, es muestra de ese pop perfectamente irresistible, reconfortante, que practican Travis, ese grupo que por modesto, y tal vez, tener compañeros de generación más ambiciosos que les eclipsaran, nunca han llegado a destacar del todo, pero que así como quien no quiere la cosa se han ido armando con canciones para recuperar y una y otra vez, de esas que te ponen una sonrisa en el ánimo.

Sólo por eso, por ser capaces de llegar de esa manera, Travis se merecen su pequeño lugar en el mundo y en nuestras discografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada