3/5/09

canciones: you're in my eyes (discosong), jarvis cocker.

(territorios de 2008, antonio luque aparece en el escenario y, sin mediar palabra, empiezan a sonar los acordes de santa teresa. un único guiño al pasado, una única concesión en un concierto centrado en su etapa mushroom pillow. un único regalo para los nostálgicos.)

de 1995 a nuestros días todos hemos cambiado. a jarvis le ha salido barba y a mí barriga. nos hemos casado, hemos tenido hijos, nos hemos hecho burgueses y nos hemos mudado a parís. a una parís imaginaria donde enterrar nuestro pasado lanzando los recuerdos al sena. ahora, definitivamente, somos más felices en nuestra casa sin vistas al pasado.

pero a veces un texto escrito en un cuaderno, una entrada de un concierto de hace diez años o una canción te hace echar la vista atrás y pensar en cuando fuimos por un momento el centro del universo. en esa discoteca con las baldosas iluminadas, en alguna camiseta que ahora es trapo y en cualquiera de esos pocos momentos en los que la montaña rusa se encontraba justo en el punto más alto del viaje al infierno de nuestras vidas. y you’re in my eyes (discosong), el tema que cierra el nuevo álbum de jarvis cocker, es justo eso. es el desliz nostálgico de quien se encuentra más cómodo en su nueva situación de cuarentón acomodado.

porque aquí lo realmente transgresor no es sonar más rockista (más punk incluso) que nunca, ni dejarse producir por el maestro del ruido y las guitarras afiladas, sino cerrar el disco con una canción que igual te lleva al what’s going on? de marvin gaye que a i spy de different class. decir entre renglones que, después de todo, aquello no estuvo tan mal.

y nosotros, que nos hemos convertido en el mismo burgués que él, nos conformamos con eso y, más adelante, nos plantearemos qué hacer con el resto de further complications. y por supuesto que os lo contaremos. cuando lo sepamos (o lo queramos saber).

15 comentarios:

  1. manolo, eres el mesias de nuestros dias!

    ResponderEliminar
  2. Bravo.

    Un saludo cordial,
    ä

    ResponderEliminar
  3. tremendo texto y más tremenda aún la foto!!!!!

    ResponderEliminar
  4. y una cosa, tu gordura mola ahí con la cami de CBGB, pero la mía sería más en plan portada de Fat Children...

    ResponderEliminar
  5. es que el negro estiliza, porque si no...

    y al césar lo que es del césar, la camiseta es de CBGB, sí, pero versión Come Back Giorgio Bassmatti.

    ResponderEliminar
  6. ya ya, claro, ¿es que había otro CBGB? pues no lo recuerdo...

    ResponderEliminar
  7. felicidades por el texto, tan bonito y real como la vida misma.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen post. Yo me estoy acercando a los 30 y empiezo a saber lo que es esa sensación. En fin...

    ResponderEliminar
  9. Joe, hace 3 días asistí a mi última clase de la carrera y hoy me leo esto, voy a deprimirme!!!

    ResponderEliminar
  10. Lamentablemente algunos estamos más desorientados y andamos sacudiéndonos la burguesía.

    ¿Has querido saber algo ya del Further...?

    ResponderEliminar
  11. pues yo más que con la burguesía ando desorientado con el disco. pocos momentos a la altura del pasado, pero suficientes como para no darle alguna oportunidad más al álbum, ¿no?

    lo que pasa es que cuando se pone punki en caucasian blues queda tan poco creíble...

    ResponderEliminar
  12. Yo lo dejé por imposible y,en efecto, lo peor lo del blues.

    ResponderEliminar
  13. bassmatti13:09

    no me habia fijado en la cami! jajajajajaja

    ResponderEliminar
  14. Ah, pero ¿la camiseta existe? Bassmatti, ¡el libro de reclamaciones!

    ResponderEliminar