6/2/09

pram town, darren hayman & the secondary modern (acuarela) 2009

empezando por la parte de atrás (a veces, el orden lógico no es del todo el más propicio), concretamente por la canción big fish que cierra este pram town, englobar el sentido de un disco con la metáfora del pez demasiado grande en el estanque demasiado pequeño es sin duda el gran leit motiv de este trabajo. para darren hayman hay ciertos factores que le hacen sentirse así, y por el contenido de este nuevo disco del inglés entendemos que la edad, los cambios en el mundo que le rodea y el paso del tiempo en general son los que más le llaman la atención o los que más le llegan a afectar

pram town retrata, más que dibuja o describe, una ciudad aparentemente no tan inventada que tiene su correspondencia con el carácter por un lado afable y por otro gris y un tanto huraño del propio hayman, una personalidad que bien con hefner, bien con sus proyectos posteriores, ha ido fraguando su no éxito a base de pop más o menos accesible, siempre con un impecable sentido del humor, su gran baza

y claro, emprender un camino tan ambicioso en solitario y con todas estas premisas no resulta del todo sencillo, para eso se ha hecho acompañar esta vez de una banda a la que ha decidido apelar the secondary modern, los modernos secundarios, que básicamente son sus inseparables the wave pictures y otros músicos del entorno de darren. así, el señor hayman consigue darle forma a su peculiar universo con un apoyo increíble

del disco llaman la atención a primera escucha losing my glue, por ese estribillo contagioso y amy and rachel, por esa facilidad marca de la casa para presentarnos a sus personajes, también destaca por el uso de maquinitas en temas como el pseudo-country room to grow y el espacial our favourite motorway. del resto, pues se le podría hacer perfectamente un monumento por el tema que da título al disco y por la emocionante carga de ukelele en compilation cassette ¿quién no quiere tener esa cinta de noventa?

3 comentarios:

  1. pues yo sigo buscando un nuevo disco de hefner en los discos de hayman y hasta que no me entere de que no así la cosa creo que no lo sabré disfrutar.

    ResponderEliminar
  2. pues no, no hay que buscar más hefner, salvo por los conciertos estos de revival, hefner murió...

    pero darren es disfrutable igualmente

    ResponderEliminar
  3. Momonje17:00

    Y bien muertos están, que no hay manera de volver a escuchar un disco suyo entero. Anda que no metían relleno ni nada para disimular. En vez de sacar tantos discos, al Hayman habría que haberle dado las drogas de Calamaro, que se hubiese sacado uno quíntuple y nos hubiese dejado en paz ya a todos.

    ResponderEliminar