3/2/09

49 arlington gardens, nick garrie (elefant) 2009

hace pocos días se publicaba en el sello elefant el nuevo trabajo (primero en nuestro país) del escocés nick garrie, todo un desconocido para el público indie español, pero sin duda todo un acierto para el sello y para que nosotros podamos disfrutarlo. para elaborar este disco, el señor garrie se ha rodeado de gente importante de la escena escocesa, gente de grupos conocidos como teenage fanclub, delgados o bmx bandits, sin duda, palabras mayores en lo que se refiere al pop de los últimos años

de la misma forma que luis y montse cayeron rendidos ante la voz y las creaciones de nick, todos deberíamos hacer lo mismo, porque resulta imposible no quedar prendado con la envolvencia de canciones como twilight o when evening comes, con ese aire de crooner que le da a su música y con ese acertado uso del idioma francés en algunos de los temas como el emocionante le pont mirabeau. en la presentación del artista en elefant dicen que con 49 arlington gardens el mundo de la música debería saldar sus cuentas con nick garrie, y la verdad es que razón no les falta, porque un trabajo de estas magnitudes se tiene entre las manos muy pocas veces

el disco en un continuo deleite de belleza que discurre entre las maravillas a descubrir que van desde she hides behind the sun hasta the clockmaker, el tema que abre y el que cierra respectivamente este trabajo. en el trayecto nos encontramos preciosas melodías como las de lovers y on a wing and a prayer que pasan por el pop de toda la vida, sin dejar de lado otros estilos como el folk o el country

mención aparte merece la miniatura que supone when the child in you, una canción que va ganando con el paso de los segundos y que le hace alcanzar el cielo con esos delicados coros que ayudan a nick en el estribillo. impresionante es poco

13 comentarios:

  1. rendido, y eso es poco, menudo descubrimiento. he visitado el myspace y no puedo hacer otra cosa que llorar de felicidad.

    ResponderEliminar
  2. A mí me ha parecido flojo en las primeras escuchas. Me gusta el juego vocal de la producción de Duglas, que ha sabido colar lo que lleva(n) 30 años haciendo en la obra de este hombre desactualizado. No me han convencido tanto los sonidos de juguete que cuela en algunas canciones, ni el pasteleo de "lovers" o la del Pont. Bastante mediocres esos temas.

    habría que castigar con mainstream a quienes mentan en vano esos nombres gloriosos en las hojas de promoción.

    ResponderEliminar
  3. pues no sé, yo sigo flipando con este disco, de verdad, no me parece un disco con mediocridades, en absoluto, creo que igual lo de los sonidos de juguete puede desentonar un poco, pero no sé, tampoco es de pasteladas...

    ResponderEliminar
  4. pues a mí the clockmaker con esos coros me gusta, el resto no tanto. y en in every nook and cranny me pasa como con uno de los temas de kikí d'akí, que ese lalai me recuerda tanto a the boxer que en cuanto lo escuche se me va la cabeza de una canción que podía estar bien.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece maravilloso, y se nota que las canciones llevan reposando en la lúcida mente de este hombre muchos años.

    Me parece un disco imprescindible que me lleva alegrando la vida desde el viernes sin cansarme.

    Off topic: del espacio interior oigo el Rougeole de Les Tres Bien Ensemble y aunque pincha en alguna canción aislada, tiene verdaderos regalos para el oído y el espíritu.

    No recuerdo que lo hayáis reseñado, aunque a lo mejor es una debilidad mía.

    Saludos, Ignacio

    ResponderEliminar
  6. Leches, por reposar no será! :-D Si fuera caldo, estaba en el Bulli en vitrina cerrada con llave! :-D

    igual fui un poco macarra, vale. Pero simplemente quería decir que no le veo las flores que todo el mundo de lanza. Un disco normal, pero nada que ver con lo hippie que se hace hoy. De ahí a que sea malo hay un cacho.

    ResponderEliminar
  7. Reedita su primer y magnífico material en Rev Ola hace años y ni puto caso. Luego saca algo nuevo en ese mismo sello y ni puto caso. Lo redescubren cuatro gurus del indie cuando ya se le está pasando el arroz y es la leche en verso.

    ¡¡¡ Qué triste !!!

    ResponderEliminar
  8. es muy triste que yo hasta ahora (digamos hace tres meses) no supiera nada de él, lo reconozco, lo digo en la crítica y me arrepiento de ello, pero eso no quita para que este disco sea bueno, que en mi opinión, lo es

    lo de simon & garfunkel, totalmente cierto

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Más triste es ser un talibán del Indie y estar de vuelta de todo.

    Perdonad desde vuestro monte Olimpo a los pobres mortales que no están siempre en el lugar adecuado y que tienen que descubrir a toro pasado cosas que ya tenéis en el montón de OUT.

    Más triste es ya no poder emocionarse con nada por saberlo y conocerlo todo.

    ResponderEliminar
  11. Joder, Hipólito, que tampoco soy un talibán del indie ni estoy de vuelta de todo - sólo de algunas cosas, je, je. Yo también he conocido muchas cosas interesantes a través de mis gurus particulares ... y me parece genial haber "descubierto" muchas cosas por boca de otros... me refería más a la pena del artista que lleva años y años en el olvido a espera de ser rescatados por la "inteligentzia" del momento.

    Eso sí, nada como lo que hicieron cuando nadie les hacía ni puto caso. Los comebacks a destiempo me dan mal rollo.

    ResponderEliminar
  12. Tranqui, hombre, hipolito, que el empleado del mes indie es premio trimestral. Aún puedes hacer méritos si te esfuerzas :DDDD

    Yo creo que nadie ha tali-baneado con este disquito. A mí no me importa lo que opina Federica, y lo veo hasta normal. La gente pone los ojos en las cosas de distintos sellos, y cuando ahora le toca más cerca elefant que rockola, pues se pone al lío. Y le puede gustar o no. O poco, como a mí. Quizás sí se le haya pasado el arroz y haya llegado a este CD tras convertirse en genial compañero de pintas en el 13Note.

    A mí no porque aunque mantiene el gustito escoces, algo DIY tras las riendas de Duglas en BMX, se nota que no está Francis para darle brillo y esplendor a la cosa. "Life goes On" es una cosa fuera de tus botones, Duglas. Lo cual no es bueno ni malo objetivamente, pero sí subjetivamente.

    ResponderEliminar
  13. enric p.13:00

    a mi me parece bien el disco.el que opine lo contrario pues bien. aveces la edad hace estas cosas

    ResponderEliminar