15/6/08

conciertos: lisabö, eu politécnica, sevilla 14/06/08

ahora mismo estoy en casa escuchando hazi eskukada I, el tema que abre ezlekuak, mientras el sol empieza a avisar de que es hora de ir encendiendo el aire acondicionado. pero no quiero hacerlo.

ayer estuve en el concierto de lisabö en el salón de actos de la universidad politécnica. el calor de aquel sitio era insoportable. si afuera, en la calle, rozábamos los cuarenta grados, dentro la cosa no bajaba. un curioso contraste para quienes han hecho mil kilómetros en furgoneta, huyendo del agua que no ha dejado de caer en toda la semana en el norte, para dar su primer concierto en andalucía. y así lo comentaron ellos mismos. por eso hoy prefiero pasar, de nuevo, calor. para intentar reproducir lo irreproducible.

y es que el verano de sevilla puede ser tan angustioso como la música de esta banda. el calor te quema, te ahoga, te aprisiona. te encierra y te mete el miedo en el cuerpo. salir a la calle una tarde de julio necesita algo más que sangre fría y decisión. igual de asfixiante puede ser sentirse con el agua al cuello mientras no deja de llover como con el sol golpeando tu cabeza, sintiendo como te deshidratas. viendo como te vas quedando sin fuerzas mientras buscas una sombra. de lo que sea.

en este fin de semana, el viernes vimos en versión española el corto de victor iriarte decir adiós. hoy se juega la real sociedad el ascenso y ayer estuve en el mejor concierto de mi vida. ya puedo decir que he visto a lisabö en directo. lo que no sabía era que me iba a dejar así.

más fotos en el flickr de la casa de invierno.

6 comentarios:

  1. genial el concierto y genial la crónica. ya también (por fin) he visto a lisabö en directo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Aaaarrrggghhh! Y yo me lo perdí porque estaba de guardia en la redacción. ¿Se pueden decir palabrotas en este blog?

    ResponderEliminar
  3. se puede y se debe, porque fue un conciertazo. al menos para mí que no los había visto antes.

    ResponderEliminar
  4. sí, veo que con ese calor exagerado casi hasta se podrían entender mejor las sensaciones de asfixia y ahogo que producen las tremendas canciones de esta gente

    ResponderEliminar
  5. vaya finde vadscorum que te has pegao! :-D

    Lisabo a ese calor...es lo más cerca que estaría del delirio entendido como desviación mental no transitoria. A mí me dan mucho miedo. Por eso no me pierdo ningón concierto de los que puedo verles.

    ResponderEliminar
  6. pues sí. pero lo más difícil, el ascenso de la real, no pudo ser.

    de todas formas hace ya tiempo que le doy muuuucha más importancia a la música que al fútbol. y el concierto fue tan bestia...

    ResponderEliminar