27/3/08

recordando discos: marines a pleno sol, los nikis 1985

hoy, escuchando a los punsetes, y gracias a que dos policías es clavada a la rebelión de los humanos, he estado haciendo memoria y comprobando, lo que son las cosas, que mi primer grupo punki no fueron los ramones, ni sex pistols, ni muchísimo menos bad religion, sino los nikis. sí, porque yo cantaba en mi habitación a grito pelado eso de “seremos de nuevo un imperio” mucho antes de descubrir a los “hermanos” ramone y su “hey ho, let's go”.

y marines a pleno sol fue mi primer disco de punk, el que tenía la historia de amor rompehuesos de salvaje pasión, la crónica negra de diez años en sing-sing, el final más absurdo de un disco con quizás y esa canción sobre una puerta verde que, debido a que entonces desconocía la existencia de la película, generaba en mí la misma curiosidad que al protagonista de la canción. y vale, también estaba la canción más conocida de los nikis, ésa que habla de la victoria del cinquillo y la tortilla de patatas y que les ha traído de cabeza desde entonces.

marines a pleno sol fue un acto de iniciación en un género que para mí tuvo su momento álgido (y no voy a confesar si éste fue cuando escuché por primera vez anarchy on the uk o el secreto de la gallina) pero que ahora vivo con bastante distancia, ya que la mayoría de los grupos a los que pueda asociársele la etiqueta de punks que escucho de un tiempo a esta parte son más bien un calco de éxitos pasados que cualquier otra cosa (y no me digáis que los nikis ya lo eran también en su día porque ya digo que para mí ellos fueron los primeros).

¿son punsetes un grupo punk? es para cambiar mi opinión sobre ello.

4 comentarios:

  1. Más que punk, lo que son es catapum

    ResponderEliminar
  2. pues yo creo que si..
    y un poco malrolleros tambien...que letras por dios!

    ResponderEliminar
  3. no se si serán punk o no pero Los Punsetes van a dar muuuuucho que hablar, ya vereis

    ResponderEliminar
  4. el otro día fue a ver a los Punsetes y bueno, en disco se aguantan un poco. El concierto patético. vaya una vanguardia que tenemos en españa no sólo haciando la música que se hacía aquí hace casi 30 años, sino que escénicamente haciendo lo mismo.

    menos mal que yo había ido por La bien querida

    ResponderEliminar